El Centro Parroquial

catecum_ext2 catecum_ext1Arriba, fachadas del Centro Parroquial donde se desarrollan las actividades del Plan Pastoral. Debajo, salón parroquial del Centro con capacidad para 330 personas.

catecuNueva pintura mural en el salón principal (enero 2015)

El Centro Parroquial fue inaugurado por el Cardenal D. Angel Suquía, el día 4 de mayo de 1991, dos años y medio después de iniciadas las obras.

La anterior casa parroquial había sido demolida en 1975, por encontrarse en estado ruinoso, y la necesidad de lugares para catequización, reuniones de los equipos pastorales, etc., se hacía imperiosa. En esa situación, y a pesar de no contar más que con un pequeño fondo inicial -cinco millones donados por un feligrés- hubo que lanzarse a la empresa de construir un nuevo Centro Parroquial poniendo nuestra fe y confianza en el Señor. Enseguida pudimos ver que, efectivamente, el Señor fue haciendo “milagros”, proporcionando lo necesario en cada momento. Los donativos económicos y las ayudas financieras y materiales -ladrillos, servicios sanitarios, equipos eléctricos, calefacción, etc.- nos fueron llegando cuando eran más necesarios, gracias al esfuerzo y al tiempo dedicado a ello por numerosos feligreses que se sumaron generosamente a la iniciativa, así como por otras aportaciones incluso de personas no vinculadas a la parroquia.

nuevasalaNueva pintura mural en sala

muralDetalle Mural

En el Centro Parroquial “Virgen de la Paloma” disponemos de los despachos parroquiales, del centro de acogida de Cáritas, de ocho salas de reuniones -siempre ocupadas por algún grupo de pastoral o por las numerosas comunidades neocatecumenales de la parroquia-, de un salón con capacidad para 300 personas y de tres viviendas para sacerdotes.

Comunidades Neocatecumenales en la parroquia